LA LLAVE DE LA FELICIDAD

LA LLAVE DE LA FELICIDAD

Los expertos dicen que tenemos 60.000 pensamientos al día. La mayoría de ellos son repetitivos, negativos y están anclados en el pasado o en cosas que no pasarán.

Como dice el cuento sufí, una noche Nasrudín estaba alrededor de una farola buscando algo. Pasó un vecino y le preguntó:

– Nasrudín, ¿qué haces?

– Busco la llave de mi casa.

Y el vecino se puso a ayudarle. Estuvieron mirando bajo la farola y no la encontraban. Al momento pasó una vecina y le dijo:

– Nasrudín, ¿qué estás buscando?

– Mi llave, que no la encuentro.

Y venga buscar debajo de la farola las tres personas hasta que pasó un señor mayor y les dijo:

– ¿Qué haces aquí, Nasrudín?

– Buscamos la llave de mi casa.

– Nasrudín, ¿la has perdido aquí, bajo la farola? – le pregunta el señor.

– No – contesta Nasrudín – la he perdido en mi casa, pero allí es muy oscuro.

A la mayoría de nosotros nos pasa como Nasrudín, buscamos fuera cuando las herramientas y la llave de nuestra felicidad la tenemos en nuestro interior.

Algunos consejos para ello pueden ser:

 

Vive el presente aquí y ahora. Olvídate de estar pendiente del pasado. Si vives anclado al pasado o sufriendo por lo qué pasará dejas de estar en lo que ahora es tu vida.

 

Deja de escuchar tu ego. El ego sólo te priva y te dice que no podrás. Te mete en la crítica y en la relativización de las cosas buenas que te pueden pasar. Conecta con tu esencia. Escucha lo que quieres hacer. Conecta con tu corazón y seguramente tus actuaciones y tu vida te llevarán a un siguiente nivel de felicidad.

 

El dolor es inevitable, el sufrimiento es una opción como dice el doctor Mario Alonso Puig. Busca la relación entre los pensamientos y las emociones. Cuando tienes alguna emoción aflictiva significa que algún pensamiento ha generado esto. Por lo tanto si eres consciente de esta relación es mucho más fácil gestionar y controlar estas emociones que nos hacen sufrir.

 

Responsabilízate de lo que te pasa. No te hagas una víctima, hazte responsable de las circunstancias y los hechos que te rodean.

 

Deja de lado el juicio, la crítica, la envidia y la pereza. Ponte en acción y envuélvete de personas que te llenen de positividad y que te den las herramientas para poder sacar la mejor versión de ti mismo.

 

Toma las decisiones desde el amor y no desde el miedo. Juega para ganar y no para perder.

 

Con todo esto quiero decirte es que no busques fuera ni pongas en manos de los demás lo que tú ya tienes dentro. Pon luz a tu interior y coge bien esta llave de la felicidad.

Recuerda, la mente es como un paracaídas, sólo funciona si se abre, como dijo Albert Einstein.

Y si para recorrer este camino necesitas ayuda, te invito a visitar mi página y aprovechar los servicios de coaching y psicología personalizados para conseguir tus objetivos.

www.psicologoaunclick.com

Y si te ha gustado este artículo, considera compartirlo con las personas cercanas a ti. Muchas gracias.

 Delfí Vives. Director Psicólogo a un click

www.psicologoaunclick.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *